Encuentros XVII

Él había puesto tres puntos suspensivos a la historia... Ella borró dos.

Anónimo


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajeros

Incongruencias

Tú a los tres