Morning

Veo a través de la ventana del coche. No hablo. Es uno de esos momentos en los que no me gusta hablar, por aquello del síndrome del copiloto. Tomo café. Veo a unos niños pidiendo dinero, un hombre repartiendo periódicos, otro paseando perros… Suena All I Need. Se mete una voz en mi cabeza y repite la frase “You are all I need” y sonrío, sonrío como si realmente significara algo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajeros

Incongruencias

Tú a los tres