Postales IV: Brigton & Hove, Inglaterra


30 de junio. Si no fuera por los universitarios de Inglaterra y de otras partes del mundo, esta ciudad sería como el resto de las poblaciones inglesas, pero Brighton tiene vida y tiene algo que es todavía mejor: a Sil y a Doc. Después de casi un año, nos encontramos con ellos. Nos reciben en su casita, que en todos los lugares lleva ya su huella. Hablamos como si no hubiera pasado el tiempo, nos quejamos, nos reímos, planeamos, intentamos arreglar el mundo.


***

30 de junio. Doc y Sil creen que no es buena idea que conozca el centro de la ciudad, porque me perderé en sus tiendas. Prometo controlarme. No me es fácil. Los aparadores de las boutiques de ropa y de antigüedades te invitan a entrar. Todo es pequeño y no existen las grandes cadenas comerciales, así que lo que hay son piezas originales y prácticamente únicas. No compro mucho, prefiero aprovechar el tiempo con mis amigos y nos vamos a la playa. En pleno verano, el viento es helado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajeros

Incongruencias

Tú a los tres