En la punta de la lengua

  • Mi vida siguió sin ti. Podríamos continuar separados y ambos seríamos felices, porque somos personas felices. Pero hoy, todo lo que soy, toda mi buena suerte y mis buenos momentos quisiera compartirlos contigo.
  • En los mejores momentos de la vida, en nuestros mejores recuerdos, nunca estamos solos. En los míos, siempre estás tú.
  • No me importa el pasado, te quiero en mi presente y en mi futuro.
  • Te lo diré todos los días al oído: te prometo que mañana, cuando amanezca, seguiré a tu lado.
  • Te diré, en secreto y mientras duermes, que eres el amor de mi vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajeros

Incongruencias

Tú a los tres